40 horas: timonel del empresariado teme que a Chile "lo manejen 10 mil tuiteros"

En otros temas, maometano nomás le fue al Presidente Piñera en sus primeras gestiones como coordinador de la ayuda del G7 en la Amazonía. La Suprema echó a los dos jueces de Rancagua procesados por corrupción.

Indignado, asaz molesto... Así está el presidente de la CPC, Alfonso Swett, por el avance del proyecto de reducción de jornada laboral a 40 horas, si bien apoyó la agenda de inversiones para estimular la economía lanzada ayer por el Gobierno. No tanto su avance en el Congreso, sino en los corazones de los ciudadanos. "Me preocuparía un país que lo empiecen a manejar 10 mil tuiteros", dijo.

En tanto, la diputada "madrina" del proyecto, Camila Vallejo, continúa en campaña empujando la iniciativa. de hecho, hizo sudar frío al diputado UDI Patricio Melero en un matinal. La idea es votarlo el próximo lunes.

En tanto siguen los dimes y diretes por la aprobación de la refprma tributaria y la consecuente renuncia del diputado Raúl Soto a la DC, quien dio una dura respuesta al presidente de la Falange, Fuad Chahín, quien restó importancia a su salida. Los que salieron, y con viento fresco, son los dos jueces de la Corte de Apelaciones de Rancagua procesados por corrupción, luego que la Suprema optara por removerlos del cargo. Por impresentables.  

Más o menos nomás le partió yendo al Presidente Piñera en su rol de "líder" en la lucha contra el fuego en la Amazonía. ¿La razón? El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se negó a recibir los 20 palos verdes que donarn en el G7. O sea, el tipo dijo que recibiría la plata sólo si el presidente francés Emmanuel Macron se retracta de sus insultos.

Un hecho incomprensible: un carabinero fue detenido por intentar asaltar a un reportero gráfico a pocos metros de la 2da Comisaría de Carabineros. A propósito de la policía uniformada: apoderados del Instituto Nacional presentaron un recurso de protección contra Fuerzas Especiales. 

Un dato interesante: cerca de 1,2 millones de cédulas de identidad se han entregado a ciudadanos extranjeros. 

RELACIONADOS