Arrecian las críticas contra Ubilla por asociar incendios con la causa mapuche

En tanto, dura polémica enfrenta el alcalde de Puerto Varas por intentar darle un beso a la fuerza a una joven cantante. Juan Emilio Cheyre recibe apoyos de exministros de Defensa de la Transición.

Los fans de la cantante Camila Gallardo (y la cantante de 22 años también, por supuesto) están indignados por la actuación del alcalde de Puerto Varas, el exRN Ramón Bahamonde, por intentar besarla en la boca  en el mismo escenario al término de la presentación. Las imágenes son elocuentes, aunque el alcalde (de 66 años... es importante aclarar el detalle), sobre quien pesan cuestionamientos por las disrupciones inmobiliarias en la comuna, se defendio diciendo que todo se tergiversó y que era ella la que debería "pedirle disculpas".

Al menos no está preso como sí lo está el excomandante en jefe del Ejército Juan Miguel Fuente-Alba por fraude al Fisco y enriquecimiento ilícito, cuya suerte procesal se podría zanjar hoy cuando acabe su trcera declaración. Tanto o más difícil la tene Juan Emilio Cheyre, acusado de torturas en el marco de la Caravana de La Muerte, quien fue apoyado, sin embargo, por exministros de Defensa de la Transición.

Donde sí la cosa está que arde es con el denominado "conflicto mapuche", luego de que el ministro del Interior subrogante, Rodrigo Ubilla, afirmara que una parte de los incendios en el sur fueron motivados por grupos violentistas. El problema es que ni el intendente del BíoBío, Jorge Ulloa, ni el ministro de Agricultura, Antonio Walker, están muy convencidos de una tesis que fue muy criticada en los medios y las redes sociales. Las críticas, de momento, provienen con fuerza desde el Senado y la Cámara.

Otro frente complicado es el económico, al menos por las señales que emite el mercado hotelero en este verano, muy dispar en el norte y en el sur producto del "invierno boliviano". Y también están las cifras de la construcción, no tan positivas como sí lo esperaba la industria.

Conoce el caso de unos mimos que se tomaron una casa en La Serena, instalaron internet y cambiaron la chapa. Y mira el enfrentamiento entre partidarios y detractores de la Argandoña y la Maldonado en San Antonio.  

RELACIONADOS