Caso Catrillanca: nuevo registro audiovisual desarma toda la versión de Carabineros

Se dice que general director Hermes Soto está en las últimas. En otros temas: se extiende el paro portuario en Valparaíso y presidente del TC fue agredido tras concluir audiencias por DDHH.

Vuelve a la primera plana el Caso Catrillanca, esta vez con un registro audiovisual demoledor y lapidario para la versión de Carabineros: tres videos dados a conocer por Ciper que termina por desarmar toda la versión de la policía uniformada.

Definitivamente no hay ataque que amerite una respuesta así de extrema por parte del Comando Jungla, se advierte un trato poco diligente con el cuerpo herido del comunero mapuche, es posible ver el maltrato que sufre el adolescente que acompañanaba a la víctima y, acaso, lo más evidente: que definitivamente existían imágenes pese a que la policía uniformada negaba la existencia de estos registros. 

Dicen que el general director de Carabineros, Hermes Soto, está en la pitilla. Ahí. Algunos creen que es hombre muerto caminando. Lo que sí está claro es que las posibilidad de recomponer un diálogo entre el gobienro y el mundo mapuche se ve cada vez más lejano, ya que representantes de este último grupo creen que el ministro del Interior Andrés Chadwick es responsable  de la politica de mano dura y de esta cadena de mentiras. El padre de Catrillanca pidió su renuncia, sin ir más lejos, mientras se suman voces que piden acusar constitucionalmente a Chadwick, posibilidad que gatilló la indignación del diputado Juan Antonio Coloma.

Y todo esto ocurrió a la misma hora que los trabajadores portuarios eventuales rechazaban el preacuerdo  propuesto por la empresa concesionaria a instancias del gobierno. La empresa pretende romper la huelga con sendos ofrecimientos a quienes se reintegren a las labores. Poco antes, el canciller Roberto Ampuero se refería a las razones que tuvo a la vista el gobierno para abstenerse de firmar el Pacto Migratorio de la ONU.

Otro que a pasó mal fue el presidente del Tribunal Constitucional, Iván Aróstica, quien sufrió una violenta agresión al retirarse de la audiencia que se desarrolló en torno al recurso interpuesto por parlamentarios de Chile Vamos en contra del proyecto de ley que endurece requisitos para otorgar beneficios carcelarios a condenados por violaciones contra los Derechos Humanos. Por cierto: comisión de DDHH de la Cámara aprobó proyecto que aplica multas y penas de cárcel a quienes nieguen los crímenes en la dictadura de Augusto Pinochet.   

RELACIONADOS