"Desastre de Rancagua": Formalizan por prevaricación y enriquecimiento injustificado a juez Elgueta

En otros frentes, resulta que entraron a robar en la Catedral Evangélica y los ladrones no se llevaron dinero, sino que sustrajeron 12 computadores y una caja fuerte.

Entraron a robar a las oficinas administrativas de la Catedral Evangélica. Robaron 12 computadores que contenían la información contable de la iglesia que dirige el obispo Eduardo Durán y una caja fuerte de 250 kilos. La reacción natural de todo aquel que supo del hecho fue la gran frase que popularizara Bombo Fica.

 

Mucho. Pero en fin. Volvamos al escándalo mayor: "El Desastre de Rancagua". Ahora se informa que se formalizará a Emilio Elgueta, el suspendido juez de la Corte de Apelaciones de Rancagua, por los delitos de prevaricación y enriquecimiento injustificado. El magistrado inteta maniobrar para evitar lo inevitable, mientras que el fiscal nacional Jorge Abbott intenta contener la crisis que afecta al Ministerio Público.  Y una derivada de todo este escñandalo: la convicción de ciertas figuras de la ex Nueva Mayoría de que el caso Caval fue, después de todo, una operación politica bien urdida desde la derecha. 

Y mientras el gobierno y el oficialismo intenta salir jugando de la pequeña controversia que abrió el Presidente Piñera en China, donde justificó los negocios con China pese a ser un régimen totalitario que viola masivamente los derechos humanos, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, salió a aclarar los alcances de la carta a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que suscribió el gobierno junto con sus homólogos de Colombia, Paraguay, Argentina y Brasil.  El presidente de RN encontró que esa carta fue un poco desprolija, al menos.

Ah... y este jueves se desarrolló la primera marcha estudiantil, manifestación que ni siquiera pudo terminar porque aparecieron los encapuchados de siempre y atacaron incluso a las organizadoras. Dejaron la crema. Quemaron paraderos, ataron a un carabinero que cortaba el tránsito, y el gobierno condenó los hechos (obvio)... ya hay voces del oficlaismo en el Congreso que están pidiendo establecer sanciones contra quienes organicen marchas que deriven en expresiones de violencia.  

 

RELACIONADOS