Evo Morales dice que CIJ de La Haya vale hongo y mandará carta para patalear

Y dale con la salida al mar... En fin.

Lo primero que ha hecho Bolivia luego del fallo de La Haya es afirmar, en voz de su presidente Evo Morales, que el alto tribunal se parcializó a favor del "invasor" (o sea, Chile) y que no da el ancho para hacer justicia. Lo segundo que hará (en tiempo futuro, pues se alista para ello) es enviar una carta donde constate las contradicciones del fallo y, como tercera cosa, ha pedido crear una comisión para determinar cuánta plata ha perdido Bolivia desde que chile se hizo con sus territorios costeros. Se entiende que para seguir jodiendo la pita y alimentar la xenofobia antichilena. Una experta boliviana pidió no mandar ninguna carta y, al menos en esto, aceptar la vida tal como es. 

Pero la vida sigue y, en relación a la discusión por el presupuesto 2019, se sabe que el Ministerio de Hacienda subió laproyección de crecimiento pero ajustó a la baja el precio del cobre. Respecto a la crisis sanitario-ambiental de Quintero y Puchuncaví, la Superintendencia anunció que alista nuevos cargos por contaminación. En un hecho inédito, la Justicia ordenó al grupo Angelini devolver casi 100 hectáreas de tierra a una comunidad mapuche. En tanto, se acogió la solicitud del Consejo de Defensa del Estado de  congelar el traspaso de bienes heredados a los descendientes de Augusto Pinochet Ugarte. El mismo CDE se querelló por fraude al fisco por la licitación de uniformes de combate en el Ejército. Mala cosa.

Mientras tanto en el centro de Santiago, volvieron a aparecer los encapuchados con overol blanco, esta vez en el Internado Nacional Barros Borgoño (INBA), ocasión en que casi terinaron quemando un departamento. Otro dato para el cierre: el gobierno prepara plan de fisvalización y control de identidad para detectar a extranjeros que no se hayan acogido al último proceso de regularización. 

 

RELACIONADOS