Gabriel Silber renuncia a presidir la Cámara por denuncia anónima de maltrato conyugal

En otro plano, se intensifica el debate sobre la idea de ampliar el control de identidad a menores de 18 años. Voces del oficialismo reconocen que la promesa de "tiempos mejores" está lejos de materializarse.

Un cahuín mayor. ¿Es un cahuín? De momento sí, ya que no hay una denuncia formal o a cara descubierta. Nada, salvo un e-mail enviada a cada diputado que acusa al candidato DC a la presidencia de la Cámara de maltratar a su excónyuge y prominente figura de la Falange, Cristina Orellana, cosa que ella misma desmintió y que la comisión de Mujer de la corporación desestima en tanto denuncia. No sólo eso: acompañó al diputado a dejar una denuncia en la PDI para que se investigue lo que, para él, es una operación política "deleznable" para sacarlo de la testera. Quienes estuvieron detrás de la denuncia lograron su cometido, por cierto. 

Todo este enredo, cuyo origen algunos atribuyen al Frente Amplio y otros al oficialismo, afectaría la gobernabilidad de la cámara, según el ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel. La diputada del Frente Amplio Pamela Jiles, a quien se sindica como parte de la operación, cree que nadie de su coalición votará a favor de Silber o de otro candidato de la DC a presidir la cámara. 

A propósito del cierre de empresas emblemáticas como Guante. ¿Llegaron los tiempos mejores? Parece una crítica majadera, pero cuidado: ya hay importantes voces en el oficialismo que definitivamente no creen que vivimos un periodo más luminoso que el que nos tocó vivir con Bachelet. En tanto el gobierno trata de sortear este difícil momento echando sobre la mesa proyectos de ley que instintivamente tienden a generar simpatías en el electorado, como la ampliación del control de identidad a los menores de 18 años. Para algunos tal iniciativa es necesaria ya que muchos cabros chicos no son blancas palomas; otros dicen que no, que los casos de corrupción en Carabineros no garantizan un ejercicio feliz de esa herramienta por parte de los uniformados.  

La escoba en los medios. Mega, por lo de las imágenes "fake" de incidentes en Valparaíso; en Canal 13 por una desafortunada imagen de Michelle Bachelet vinculada a una noticia sobre los apagones en Vanezuela. Hubo aclaración del canal. Y claro: la decisión de los sindicatos de TVN de ir a huelga.  

Mira el reportaje sobre las maniobras comunicacionales de Virginia Reginato durante el Festival de Viña para tapar el escándalo en la municipalidad que encabeza.

RELACIONADOS