Gobierno vuelve a sudar helado: Oposición pide la renuncia de Chadwick

Encima, como si fuera poco, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, volvió a meterse en otro tete, ahora por asegurar que la renunciada Fernanda Bachelet Coto había logrado la agregaduría comercial en Nueva York a través de un concurso.

En la cornisa. Así dicen que está el ministro del Interior, Andrés Chadwick, por la revelación de lo declarado por el general de Carabineros Mauro Victtoriano ante la Fiscalía en orden a que el ministro, que por entonces ejercía de Vicepresidente, siempre supo de que Camilo Catrillanca había sido tiroteado pese a ir desarmado.

Como consecuencia de lo anterior, y de la terrible explicación que diera Chadwick (dice que no le escuchó bien al general porque al teléfono había mucha interferencia), la oposición evalúa presentar una acusación constitucional que podría desangrar al gobierno antes de cumplir su primer año de mandato.  De hecho, hasta el presidente de la DC está pidiendo que dé un paso al costado.

Se fue Fernanda Bachelet Coto. Renunció a la agregaduría comercial en Nueva York. A sabiendas del tremendo daño que estaba provocando y de las críticas que surgían de su propio sector, la joven profesional no tuvo más remedio que decir adiós. 

El punto es que hasta último minuto dio problemas. Por ejemplo: en una radio, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, decía respetar su nombramiento ya que este obededió a un "concurso público". Claro que al rato se supo, por Ley de Transparencia, que nunca hubo concurso y que su nombramiento en el cargo fue a dedo, cosa que ratificaron los trabajadores del Ministerio de RREE. Luego, y comiéndose la positiva noticia del Imacec de noviembre, salió el ministro a decir que respetaba las dos decisiones: la del Presidente Piñera de nombrarla y la de Bachelet de renunciar al cargo. Mala para el ministro, que quedó tan aproblemado como en la polémica de los pasajes a Boston o su antigua participación en una Pyme que recibió fondos de Corfo para gestionar colegios. A propósito: José Antonio Kast aprovechó de darle al gobierno.

Al menos sirvió para descomprimir, claro que por muy poco, la compleja situación en que quedó el ministro del Interior, Andrés Chadwick. 

ah, lo otro: mira la terrible acción de una pareja que va a botar a una perra y sus cuatro cachorros a un sitio eriazo de La Pintana.

 

Pero a modo de conpensación, mira el primer hit viral de este verano: el funeral de Chimuelo.

RELACIONADOS