Participación de hijos de Piñera en reunión con tecnológicas chinas desata vendaval

Sebastián Dávalos salió a cobrar viejas cuentas pendientes con quienes lo acusaron, la ministra vocera salió como pudo a defender al Presidente, éste dijo que prohibió a sus hijos hacer negocios con los chinos... Esto está que arde.

La de Asia pudo ser una gira redonda para Sebastiá Piñera, pero la ansiedad y la torpeza pudieron más y aguaron una gira que, más o menos, discurría de manera normal (más o menos). Al final se ganó una de las polémicas más pesadas de su segundo gobierno al incluir a sus hijos en la reunión con los líderes tecnológicos chinos, lo que le significó una avalancha de críticas por parte de la oposición e incluso personeros de Chile Vamos, donde Evópoli parece tomar la vocería del descontento por este hecho. El Frente Amplio recurrirá a la Contraloría.   

Particularmente dura fue la crítica que hizo Sebastián Dávalos, el hijo de Michelle Bachelet y protagonista del caso Caval, quien no dejó pasar la oportunidad para cobrar viejas cuentas. Ya en Corea del Sur, Piñera fue recibido por los altos cargos de Samsung, quienes consultaron port sus hijos. Trató de hacerse el gracioso firmando que no estarían porque "estaban castigados", cosa que hizo reír a varios en la comitiva pero no a muchos compatriotas en Chile.
Claro que Piñera no sopesado tan colosal metida de pata hasta que, entre comentario y comentario que le hicieron, al final se dio cuenta de la imprudencia y habría tratado de apagar el fuego prohibiéndole a sus hijos que nunca-jamás hicieran negocios con una de las empresas que participaron en la reunión.  Por si todo esto fuera poco, al cabo trascendió que Piñera no ha pagado las contribuciones de su concesión de playa privada en lago Caburgua, cosa de por sí rarísima y preocupante toda vez que tal concesión sentaría un mal precedente. Aunque, claro, la ministra vocera Cecilia Pérez dijo que aquí no hubo beneficio personal alguno.  

Encima, otro participante en la gira por Asia, el empresario Andrónico Luksic dijo que Chile estaba bien porque su clase media "viajaba al extranjero, tenía dos autos y una casa en la playa". Ya. 

Este tema le quitó el foco por unos días al escándalo denominado "El Desastre de Rancagua", causa en la que la Asociación de Fiscales criticó con dureza las actitudes asumidas por Sergio Moya y Emiliano Arias.  

Pero no toda la vida es piñera y su condoro. También se supo que Harold Mayne-Nicholls llegó al directorio de Colo Colo.

RELACIONADOS