Presidente Piñera decide remover a Hermes Soto y general se niega a dejar el cargo

El paro portuario continúa con negociaciones que avanzan a paso de tortuga. Carabineros habría identificado a los agresores del presidente del Tribunal Constitucional.

El Presidente Piñera removió al general de director de Carabineros, Hermes Soto, pero éste se negó a dejar el cargo. Así, tal cual.  Así que habrá que echarlo tal como dispone el artículo 104 de la Constitución: dando cuenta de la decisión en el Congreso y remitiendo un oficio a la Contraloría. En lo sucesivo, Hermes Soto se convierte en el general director que dura menos tiempo en el cargo, y el segundo que, después de Rodolfo Stange, se niega a renunciar. Fueron nueves meses. Nueves meses traumáticos y muy estresantes  para él debido al desfalco de más de 25 mil millones de pesos y, en especial, el caso Catrillanca.  

Hermes Soto se va (porque a la larga o a la corta, se tiene que ir) con otros diez generales, aunque no se sabe si esos diez generales se van porque solidarizan con Soto o porque Soto los arrastró, pues se especula que esos diez generales serían del riñón de Bruno Villalobos, lo que hablaría de facciones al interior de Carabineros. En total, sólo en 2018 han sido removido 47 generales. ¿Significa que esto se acaba aquí? Nones, dicen muchos opinólogos de la politica chilena, ya que el ministro del Interior, Andrés Chadwick, queda nuevamente como objeto de críticas, tanto por su rol en el caso Catrillanca como por las acciones represivas de Carabineros en manifestaciones por el asesinato del comunero. A propósito: otro que se manifestó fue el senador Felipe Kast, quien dijo que fue engañado (no dice por parte de quién) con material gráfico y que, por esa razón, había dicho que lo ocurrido en el asesinato de Catrillanca fue producto de un "duro" enfrentamiento.

Un chascarro que hizo reír a los opositores del gobierno. Ocurrió en TVN 24 Horas, cuando intentaban hacer un contacto en directo con el presidente de RN, Mario Desbordes. E problema es que se equivocaron de número telefónico, recibiendo una desopilante respuesta del "falso Desbordes".

 

En otros temas: el dirigente de los trabajadores portuarios eventuales, Pablo Klimpel, descartó el término de la paralización en Valparaíso hasta que no estén las firmas de la empresa y el gobierno.

Y otra nota al final: Carabineros ya tendría las identidades de los agresores del presidente del Tribunal Constitucional, Iván Aróstica.

RELACIONADOS