¿Será suficiente? FNE limita margen de acción de Tianqi en SQM

En sencillo: Tianqi adquirió un cuarto de la propiedad de la minera no metálica, en circunstancias que Tianqi es competidora de SQM en el mercado del litio. Para prevenir problemas la Fiscalía Nacional Económica (FNE) tomó medidas que, con seguridad, no serán bien recibidas por los críticos de todo cuanto ha rodeado la concesión del litio, quienes, en paralelo, presentaron un recurso de nulidad del contrato Corfo-SQM por "inconstitucional".

La empresa china Tianqi se hizo con prácticamente un cuarto de la propiedad de SQM, compañía que fue beneficiada con un contrato de concesión suscrito con Corfo que le permitirá explotar hasta 2030 el Salar de Atacama, la mayor reserva de litio del país.

El caso es polémico por donde se le mire. Primero, porque el solo hecho de concesionar un mineral estratégico (es clave para la generación de baterías eléctricas) provoca indignación con un segmento del país que llama a hacer una explotación más racional y moderna de sus recursos naturales no renovables a efectos de evitar lo que, a juicio de este grupo, ha sido el saqueo del cobre por parte de trasnacionales que contaminan y apenas pagan impuestos. Lo peor para este grupo es que se beneficia a una empresa como SQM, que sería la principal corruptora de políticos según se pudo desprender delas últimas investigaciones por financmiento ilegal de la politica.

Pese a la abierta oposición de vastos sectores del espectro político, Corfo finalmente firmó el contrato con la empresa de Julio Ponce Lerou a cambio de excluir a éste como integrante del directorio. El problema es que el ex yerno de Augusto Pinochet igual podría hacerlo ya que el contrato suscrito no le impide actuar como "asesor estratégico", lo que motivó otro escándalo que acabó con la negativa de Ponce Lerou de participar en ese nuevo rol.

Al mismo tiempo Tianqui se hizo con un paquete accionario pero se ha sabido que la FNE le impuso la imposibilidad de nombrar a algunos de sus empleados como directores de SQM, aunque sí podría nombrar para tales efectos a abogados contratados por la firma.  

Los que rechazan el acuerdo Corfo-SQM creen que todo esto está tan podrido que no hay más que agotar todas las instancias legales que le permitan a la compañía explotar un recurso tan estratégico para el país. En ese sentido acaban de presentar un recurso de nulidad para dejar sin efecto el contrato de concesión, ¿La Razón? El contrato es abiertamente inconstitucional. 

 

RELACIONADOS