TPP-11 da importante paso en el Senado gracias a "protocolo de garantías"

Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, pidió orar para que acabe la guerra comercial. Contraloría dio visto bueno para que FFAA colaboren lucha antidrogas, pero con limitaciones.

Pablo Lorenzini le dio la posibilidad al Gobierno de empujar su proyecto de reforma tributaria al aprobar, en particular, la reintegración del sistema, lo que beneficiaría al 3% pmñas rico de la población. Pero no es el único "progresista" en el ojo del huracán: en el Senado, específicamente en la comisión de Relaciones Exteriores, el excandidato presidencial Alejandro Guillier votó a favor del TPP-11 a cambio de un protocolo de garantías que, para muchos, vale un poco menos que el hongo que crece en vuestro jardín.

Otro numerito se mando el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien pidió a unos jubilados y a las monjas que los cuidan que recen para que acabe la guerra comercial entre EEUU y China y así la economía pueda remontar. Cómo lo subieron al columpio... El Presidente Piñera volvió a emprenderlas contra la ley que rebaja la jornada laboral a 40 horas, eso mientras una experta en tecnología de EEUU alertó sobre los riesgos de que Piñera participe en encuentros privados con tecnológicas de ese país.

Donde un poco mejor le fue al Gobierno es con la idea de sumar a las FFAA en la lucha contra el narcotráfico. La Contraloría le dio el visto bueno siempre y cuando se remita sólo a apoyo logístico. Ah: se postergó votación de la famosa Ley Corta Antiterrorista.

Consecuencia del caso Essal en Osorno: echaron al exministro de la Concertación y cabeza del directorio de Aguas Andinas, que a su vez es controladora de Essal: Guillermo Pickering. La idea es cortar cabeza para evitar que les caduquen la concesión.  

RELACIONADOS